En Drogheda, Irlanda un asaltante se golpeó con el ladrillo que lanzó al cristal de un automóvil que intentaba robar.

Gracias a la cámara de seguridad fue captado el criminal primero con una piedra pequeña, pero luego regresa con un ladrillo que rebota del carro y lo golpea en la cara.

Según la descripción del video, el dueño del auto encontró al criminal desmayado segundos después. El ladrón fue arrestado.