Es la primera vez en la historia que una nave está tan cerca de un cometa, la sonda no tripulada Rosetta de la Agencia Espacial Europea liberó con éxito el robot Philae.

El robot Philae aterrizó ayer miércoles sobre la superficie del cometa 67/P Churyumov-Gerasimenko, de 4 kilómetros de diámetro; tras un viaje de diez años a través del Sistema Solar para estudiar estos cuerpos celestes.

La Agencia Espacial Europea (ESA) informó desde el centro de control de operaciones en la ciudad alemana de Darmstadt que el descenso se produjo a las 11:02 a.m.