En un zoológico de Holanda, el viernes 10 de abril, en uno de los vuelos de observación, el drone fue derivado y destruido por un chimpancé que lo esperaba tranquilamente con una rama de árbol, ya que al parecer no le gusto que lo espiaran.