En Reino Unido un ciclista equipado con una cámara filmo a un mal conductor que le pasó a escasos centímetros por una calle de un solo sentido.

El ciclista molesto siguió al conductor para reclamarle por su descuido, pero el chofer lejos de reconocer su falta y pedir una disculpa inicio una discusión que subió de tono.

El mal conductor se bajó del automóvil primero para tapar la cámara por unos instantes y la segunda vez corrió tras el ciclista para agredirlo tirándole una patada a la bici, pero él salió volando directo al suelo haciendo una voltereta.